Entradas

Sepúlveda vuelve a frotar la lámpara de los sueños

Imagen

Prosas Apátridas. Julio Ramón Ribeyro

En mis andares entre libros enfrento tramos llanos y también repechos, recorridos a veces solo y otros en compañía. Todo lo doy por bueno, incluso los momentos en que no encuentro nada destacable en el paisaje y pierdo un poco la fe. Que siempre vuelve, tantas veces inopinadamente.
A Julio Ramón Ribeyro ya me lo habían hecho conocer, por fortuna, y tengo, a la distancia de un brazo desde el cabezal de mi cama, los restos que me quedan por leer de su diario La tentación del fracaso. Sucedió que a raíz de una hojeada ( que preferiría escribir como ojeada) que hice de algunos de sus cuentos, hace muchos meses, lo dejé todo aparcado, para un porvenir que se me vino encima el pasado fin de semana. No sé cómo ni porqué, me acordé entonces de Ribeyro y me hice con sus prosas apátridas.
El autor explica en el prólogo el porqué de apátridas, y nada tiene que ver con la condición más bien errante de Ribeyro. En uno de los textos incluidos dentro de esta misma colección, dice que hay dos ciudad…

Una habitación en Europa de Avelino fierro

Notas al libro de Avelino FierroUn cuarto en europa o algo así, voy a comprobarlo... una habitación en europa, diarios 2010-2012.
Compré el libro en León, en el viaje de verano de 2018, osea, este año, pero dejo la fecha por si este texto llega al futuro. Leí en un periódico local una reseña de unas chicas que por lo visto acostumbran a reseñar --y cuyo nombre no apunté--, y hablaban en tan buenos términos que decidí volver a la librería Maisa, en donde ya había estado y no había comprado nada porque nada me saltaba a los ojos o todos me querían saltar a las manos, como una edición reciente de La Rama Dorada, que si me pilla hace un par de años, que estaba dedicándole el año a las lecturas esotéricas, cae seguro, y pedí, y me concedieron, dos de los tres libros que lleva publicados. En realidad pedí "algún libro de este autor" y tenían estos dos, aunque en su ordenador solo figuraba uno. La oportuna intervención del que parecía un mandamucho consiguió no solo localizar el ej…

de libros y ...supongo que melancolía

Cuando pienso en las novelas de autores canarios que construyen mi altar personal las cosas van apareciendo poco a poco porque forman parte del pasado, de cuando, a finales de los setenta, descubrí que existía una literatura canaria o al menos escrita por canarios, por vecinos míos con los que podía tropezarme y, quien sabe, hasta charlar --luego ya he descubierto que no con todos (típica puya de escritor resabiado)--. En ese descubrimiento tienen mucho que ver Victor Ramírez y Rafael Franquelo, y también mi padre que tuvo el sorprendente gesto de elegir un libro en el que recogían una selección de autores canarios contemporáneos. Este libro abrió una puerta de una estancia que desconocía. Por allí entré y descubrí aquel magnífico Santa Catalina Park, Los puercos de Circe y sobre todo a Isaac de Vega. (Luego vendría la Biblioteca Básica Canaria adquirida tomo a tomo según iba saliendo, menos el último ¿que nunca se editó?)
De Isaac de Vega he leído todo lo que he pillado. Algunas cos…

Corresponsal no tan distante

Dejo en esta entrada un texto con pretensión de poema.
He necesitado traducirlo al inglés. Para elllo me han ayudado Nieves Delgado y Sergio Quintana, a los que doy mil gracias.

oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo


Corresponsal no tan distante

La revolución sigue pendiente
    Como el sudor de los ricos
    Los impuestos sobre el robo
    El desorden de tu pelo entre mis manos
    Como la resurrección de la carne
    El juicio a los culpables, por siempre postergado

La revolución sigue pendiente

Seguiremos informando


ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo


Not so distant correspondent

Revolution is still pending
Like the sweat of the rich
Like the taxes on theft
Like the disarray of your hair in my hands
Like the resurrection of the flesh
Like the trial of the culprits, for ever deferred

Revolution is still pending.

We shall continue reporting

La Esposa Joven de Alessandro Baricco

La Esposa Joven, único apelativo por el que se la distingue, aún no es esposa de nadie. Viene a esperar por El Hijo, que nunca llega. (Sí que llega, ya fuera de trama y a mí me produce la sensación de que el libro tiene un final y luego un nuevo final complaciente para que las almas lectoras no se queden en vilo). Llega, la Esposa Joven, a la casa de una peculiar familia compuesta por El Padre, La Madre, La Hija y El Tío. Todos más parecidos a fantasmas que a componentes de familia, que prácticamente no se cruzan palabra entre sí, porque toda la historia está mediatizada por sus contactos con La Esposa Joven. Y Modesto, el sirviente, que con su perfecta corrección, su milimétrica comprensión de cada una de las manías, miedos y circunstancias de cada miembro familiar, sabe estar y no estar en el lugar adecuado cuando se le necesita.
Tengo un problema con las novelas de Baricco, nunca me acuerdo de qué tratan sus novelas. He leído varias, y he tenido que mirar los títulos para recordarla…